SOBRE CUSCO

Su alto flujo turístico, que supera los dos millones de visitantes al año, convierte al Cusco en la ciudad más cosmopolita e internacional del Perú, superando en este aspecto a Lima, la capital y urbe más moderna de este país andino. Son fundamentalmente dos las razones por las que el Cusco es la ciudad más visitada por los turistas extranjeros que llegan a este país: fue la capital del legendario Imperio de los Incas, y en su ámbito se halla la imponente ciudadela de Machu Picchu, reconocida como la tercera entre las siete nuevas maravillas del mundo.
Pero más allá de Machu Picchu, Cusco concentra un pasado histórico entre épico, esplendoroso y trágico y está inundada de sitios arqueológicos como los de Sacsayhuamán, Choquequirao, Ollantaytambo, Wiracocha, Qenko, Pukará, Tambomachay, entre otros, por lo cual se le considera también la «Roma de América». Esta ciudad, cuyos arquitectos la configuraron como un puma, se halla a 1.106 kilómetros al sureste de Lima, en la vertiente oriental de la Cordillera de los Andes, a 3.400 metros sobre el nivel del mar, exactamente en la cuenca del río Huatanay, con un extremo que penetra en la Amazonía. Su población, de un poco más de medio millón de habitantes, es triplicada por el flujo de turistas que la visitan cada año, procedentes de diferentes lugares del mundo, al punto que un agudo observador describió al Cusco como una nueva Babel, o el lugar donde se confunden todas las lenguas del planeta.

HOTELES Y HOSPEDAJES

Existen tipos de alojamiento para todos los gustos y todos los bolsillos (o capacidad económica de los viajeros), existen en la actualidad en la Ciudad de Cusco más de 1,000 establecimientos de hospedaje (entre hoteles y hostales), hay una amplia gama de establecimientos «hoteleros» repartidos por toda la ciudad aunque la mayoría de ellos están situados en el denominado centro histórico, lo más próximo a la Plaza de Armas del Cusco, (recordemos que la Univ. Diego Quispe Tito está a 3 cuadras de la plaza de Armas del Cusco).